La Rioja, España

¿Qué características definen La Rioja? ¿Qué es San Vicente de la Sonsierra? En este artículo descubriremos porque San Vicente de la Sonsierra es considerado como una de las regiones donde la famosa uva Tempranillo consigue su máxima expresión.

Antes que nada queremos agradecer a todos nuestros seguidores por su apoyo, nos entusiasma verdaderamente ver como el mundo del vino llama siempre más la atención en nuestro país. Este es el primer artículo de muchos, que tienen como objetivo cumplir nuestra misión de contribuir al desarrollo de la cultura del vino. Hemos entrevistado a varios productores sobre la región donde producen su vino, que los hace especiales y diferentes.

En esta ocasión hablaremos de La Rioja, una región española entre las más conocidas en el mundo y en específico hablaremos de una zona muy privilegiada llamada San Vicente de la Sonsierra.

Rioja se divide en tres: Rioja Alta, Rioja Alavesa y Rioja Baja. Cada zona tiene sus características que las diferencian, sin embargo, el principal factor en común es la cepa Tempranillo. Se suelen usar ensambles de uvas, el más común es Tempranillo, Mazuelo y Garnacha. También existen uvas blancas, las principales son Malvasia y Garnacha Blanca.

El clima en Rioja es continental, es una de las dos regiones en España con la denominación DOCa (Denominación de Origen Calificada). Esta denominación divide los vinos en Cosecha (de 0 a 12 meses en barrica), Crianza (requiere 2 años de añejamiento antes de salir al mercado), Reserva (requiere 3 años de añejamiento) y Gran Reserva (requiere por lo menos 2 años de añejamiento en barrica y 3 años de afinamiento en botella).

Para entender más a detalle esta región hemos entrevistado al enólogo Pedro Peciña, propietario de El Vino Pródigo s.l., ubicados en la exclusiva zona de San Vicente de la Sonsierra y productores de los mejores vinos 100% Tempranillo de España.

Con base en su experiencia en esta zona nos comentó lo siguiente:

¿Qué características definen La Rioja?

“ Rioja, a pesar de ser una región pequeña tiene una gran diversidad de suelos, microclimas y variedades de uva y es una región con una gran tradición vitivinícola. Aquí cada año es diferente, cada añada tiene su clima, sus condiciones, y sus características peculiares, pero en El Vino Prodigo una cosa tenemos clara, cada uno de los vinos siempre procede del mismo viñedo, unos años mas cantidad, otros años menos, pero siempre identificando cada vino con su historia y tradición.”

¿Qué es San Vicente de la Sonsierra?

“San Vicente de la Sonsierra cuyos terrenos ocupan una superficie aproximada de unos 50 km2, está ubicado en un emplazamiento muy particular, al norte, protegiendo al viñedo de los fríos vientos se sitúa la Sierra Cantabria, al sur el Río Ebro protege de vientos cálidos en verano, y un suelo arcilloso calcáreo muy pobre de este a oeste, a una altura media de 500m, produce un microclima particular, que define claramente las características del Tempranillo de la Sonsierra, unas uvas con un PH y una acidez equilibrada, una sanidad de uvas excelente, y un toque balsámico que identifica a la perfección el Terroir de la zona. Con todo esto, San Vicente, un pueblo con 1000 habitantes y 34 bodegas, uno de los pueblos en el mundo con mas bodegas por habitantes, reconocidas a nivel mundial por expertos del mundo del vino, y famosos sommelieres, que consideran a la Sonsierra, como la Milla de Oro de los Tempranillo a nivel mundial”

¿Qué características diferencian a San Vicente de la Sonsierra del resto de La Rioja?

“Una agricultura sostenible, buscando calidad en lugar de cantidad, una agricultura natural, evitando pesticidas y venenos que eliminan cualquier vida en la tierra, evitando riegos innecesarios que engorden las bayas de las uvas, y haciendo de forma manual todos los trabajos, evitando “industrializar” el viñedo, se conforma un conjunto de elementos que definen a la Sonsierra como un lugar privilegiado para la elaboración de Tempranillo.”

Finalmente, ¿Qué nos puede decir de El Vino Prodigo?

“Hay grandes proyectos, grandes bodegas, y luego estamos micro-proyectos como nosotros que estamos empezado a dar mucha batalla a grandes grupos productores que solo buscan elaboraciones en grandes cantidades, sin cuidar nunca la calidad del producto. Estas grandes bodegas, apoyadas por su extensa red comercial, se han acomodado en seguir sirviendo a sus clientes únicamente una marca, sin importar lo que hay dentro de las botellas. Con estas premisas, nace EL VINO PRODIGO, un proyecto sin marca de renombre, pero con las ideas claras de ofrecer un producto de calidad, con una pequeña producción, y siempre una filosofía de trabajo muy definida, trabajar siempre “SIN ENOLOGIA Y SIN TECNOLOGIA”, buscando el “terroir” de San Vicente de la Sonsierra, una identificación propia, y alejarse de las clonaciones de vinos que se realizan en las grandes bodegas.”

Muchas gracias a Pedro Peciña y El Vino Pródigo S.L. por la entrevista, sin duda, una empresa comprometida a producir buen vino de la más alta calidad. Pueden encontrar sus productos aquí en México con nosotros, solo pidan nuestro catálogo via inbox.

Sitio Web El Vino Prodigo: https://www.elvinoprodigo.com/

El Vino en Querétaro

Querétaro es un estado con mucha historia, ubicado en una zona privilegiada, en el rango de pocas horas se pueden visitar muchos pueblos mágicos, y ciudades como San Miguel de Allende, Guanajuato, Ciudad de México, Morelia, entre otras. Uno de los atractivos principales en la región es el vino. Querétaro es la región principal productora de vino espumoso en el país. A la fecha la Asociación de Vitivinicultores de Querétaro cuenta con 24 asociados, en conjunto poseen aproximadamente 300 hectáreas de viñedos y 19 poseen al menos una etiqueta de vino, llegando a una producción aproximada de tres millones de botellas al año.

Este crecimiento ha contribuido enormemente al desarrollo de la cultura del vino en Querétaro, siendo este, uno de los principales consumidores en el país.

Es muy interesante el como se da el vino en esta región, ya que se encuentra muy cerca del ecuador a comparación de las regiones vitivinícolas mas importantes del mundo, se supone entonces que las condiciones climáticas en Querétaro no permiten la correcta maduración de la vid, como ejemplo, Francia, Italia y España se encuentran entre los paralelos 30 y 50, mientras que Querétaro se encuentra entre el 20 y 21.

Es por ello por lo que a la viticultura en Querétaro se le conoce como “Viticultura Extrema”. Es gracias al Terruño ó Terroir por lo que es posible producir vino en esta región. El factor más importante es la altura a la que se encuentra: 2000 metros sobre el nivel del mar. Es gracias a la altura que en Querétaro no hace el calor que se supone que tiene que hacer mientras más nos aproximamos al Ecuador.

Otro gran reto en la región es la temporada de lluvias, pues esta llega durante el periodo de cosecha, lo cual puede ser un desastre para el vino como producto final, ya que las uvas pueden absorber el agua de la lluvia y quedar muy diluidas, dando vinos con poco aroma y poco sabor. La solución a este reto la maneja de forma diferente cada productor, con técnicas que utilizan directamente en sus viñedos.

Querétaro se está dando a conocer principalmente por sus vinos espumosos y sus vinos blancos, los cuales obtienen una muy buena acidez y gran perfil aromático. Dentro de las uvas que mejor están dando resultados para vino blanco están: Sauvignon Blanc, Chardonnay, Viognier. En el caso de tintos se han obtenido grandes vinos con uvas como Malbec, Merlot y Syrah. Productores importantes son Vinaltura, quienes cuentan con uno de los mejores vinos blancos de México, su Sauvignon Blanc, y están trabajando en uvas como la Gewürztraminer, obteniendo resultados muy interesantes. Bodegas De Cote es otra vitivinícola importante en la región, cuentan con 50 hectáreas de viñedos, un restaurante de gran nivel con una vista espectacular hacia los viñedos y la Peña de Bernal, algunos de sus mejores vinos son Viognier y Chardonnay Reserva. Y por último pero no menos importante está San Juanito, con su multipremiado Malbec, demostrando la gran expresión que también los vinos tintos pueden obtener en la región de Querétaro.

Carlos Fernando Minjares Cota
Sommelier D’Gusto Vino
carlosfminjares@dgustovino.com
Instagram: @winemanmx

La cata del vino se hace en orden de los sentidos de arriba hacia abajo. Es decir, primero se hace un análisis visivo, luego un análisis olfativo y terminamos con un análisis gustativo. Cada una de estas fases tiene un objetivo y en cada una analizamos diferentes aspectos del vino.

Análisis visivo

Lo más importante del análisis visivo es el color del vino. Desde aquí el vino nos empieza a hablar y a lanzar pistas, el color nos hablará de dos cosas principalmente: la edad del vino y la posible variedad de uva. En el caso de los vinos tintos, mientras más añejamiento lleva el vino, más va perdiendo color y tomando notas como anaranjadas, cafés o de ladrillo. Al contrario, el vino blanco mientras más añejamiento lleva, va tomando notas mas intensas, llega a colores cobrizos y ámbar. Cada variedad de uva produce un vino de color diferente, en el caso de los vinos tintos es más evidente, un ejemplo, puede ser comparar el color de un Malbec (violáceo intenso) con el color de un Pinot Noir (rubí de intensidad baja).

Análisis olfativo

Lo primero será identificar si el vino tiene algún defecto. Los aromas más comunes en el vino cuando éste mismo tiene algún defecto son: acetona, vinagre, cartón mojado, establo, huevo podrido.

Son aromas muy evidentes, al primer olfato se identifican con facilidad. Lo más común es que no se encuentren. En ese caso, pasamos al análisis de los aromas en el vino, los cuales, se dividen en 3 grupos: Aromas primarios, secundarios y terciarios. Los aromas primarios vienen directamente de la uva, son aromas de frutas, florales, herbales. Los aromas secundarios se obtienen del proceso de fermentación, son aromas de levadura, pan, galleta, lácticos. Y los aromas terciarios vienen del proceso de añejamiento en barrica, son aromas animales como el cuero, aromas especiados como vainilla o canela y aromas tostados como por ejemplo café, estos dependen del tipo de barrica utilizada. Cada variedad de uva tiene su propio perfil aromático.

Análisis gustativo

Aquí analizaremos la estructura del vino, la cual se divide en el análisis de acidez, alcohol, taninos (solo en vinos tintos). La acidez la medimos con la cantidad de salivación que nos crea el vino en boca. El alcohol con la sensación de calidez en garganta y los taninos se miden con la sensación de astringencia que nos deja el vino en las encías. Aquí también, cada uva tiene sus niveles de acidez, alcohol y taninos, variando un poco de región a región.

Carlos Fernando Minjares Cota
Sommelier en D’Gusto Vino
carlosfminjares@dgustovino.com
Instagram: @winemanmx

5 Libros para aprender de vino

La mejor manera de aprender de vino es probando, probando y probando. Sin embargo, conocer la teoría detrás de esa botella que te estas tomando ayuda muchísimo a apreciarlo más y a entenderlo más.

El tema del vino es como una barrica sin fondo, hay mucho de que aprender, ya que el estudio del vino incluye temas como agronomía, química, historia, geografía, topografía, suelos, jurisdicción, análisis sensorial, entre muchos otros. Esto es lo que hace del mundo del vino un tema tan interesante y no hay que asustarse por ello, ya que, afortunadamente existen libros que simplifican todo ese mundo para quienes están interesados en aprender un poco más sobre el tema. A continuación, les dejo una lista de libros que funcionan muy bien sea para quienes van iniciando a aprender de vino como para quienes ya tienen experiencia en el tema:

  1. The Wine Bible

Es un libro muy amigable, el cual incluye desde como catar un vino como un profesional, hasta las regiones vitivinícolas mas importantes del mundo. El diferenciador principal de este libro son todos aquellos datos curiosos que vienen en cada capítulo.

  • El Atlas Mundial del Vino

Incluye una gran variedad de regiones de todo el mundo, hablando a detalle de cada una, desde su terroir hasta sus principales productores. Su principal diferenciador es la calidad y precisión de sus mapas vitivinícolas.

  • Wine Folly: The Essential Guide to Wine

Uno de los mejores libros introductorios al mundo del vino. Incluye todo tipo de temas y dudas típicas de cuando se inicia a tomar vino. Su principal diferenciador es lo amigable de sus gráficos y la forma tan creativa de explicar cada tema.

  • Wine Grapes

La enciclopedia más grande y completa de uvas que hay. Aquí pueden encontrar cualquier tipo de uva, sus orígenes, su ficha de cata, contiene mas de 1300 variedades de uva, sin duda el libro más completo sobre las variedades de uva que existe hoy en día.

  • Larousse del Vino

También, como muchos otros libros acerca del mundo del vino, contiene temas como la historia del vino, como catar un vino, uvas, regiones, etc. Sin embargo, esta es una excelente opción para consultar rápidamente cualquier duda que se tenga, explica muy precisamente todo tipo de duda.

Carlos Fernando Minjares Cota
Sommelier en D’Gusto Vino
carlosfminjares@dgustovino.com
Instagram: @winemanmx

¿Cuánta variedad de uvas existen? ¿Cuáles son las más conocidas? ¿Cómo diferenciar una de otra? Estas son solo algunas de las preguntas más comunes en el mundo del vino. El tema de las uvas es tan extenso como su variedad, existen alrededor de 10mil variedades de uva diferentes esparcidas por todo el mundo.

Vamos empezando por la anatomía de la uva, desde adentro hacia afuera, encontramos las semillas, las cuales pueden aportar sabores verdes y amargos al vino en caso de que se rompan durante su proceso de producción. Después está la pulpa, la cual contiene agua, azúcares y ácidos, de los cuales cada uva produce más o menos dependiendo de la variedad y del clima del lugar donde se plantaron, en un clima cálido se produce más azúcar y menos ácidos y viceversa en un clima frío, donde se producen más ácidos y menos azúcares. Sigue el hollejo, es la cáscara o también conocida como piel de la uva. Es muy importante ya que contiene los famosos taninos y antocianos. Los taninos aportan astringencia y amargor al vino, mientras que los antocianos aportan color. La intensidad de taninos y antocianos en la uva varía según su tipo.

Entre las uvas tintas más conocidas en México están la Cabernet Sauvignon y Nebbiolo. La Cabernet Sauvignon es una de las uvas más plantadas en el mundo y abarca el 5% de la superficie mundial de viñedos. Esta uva se caracteriza por su fácil adaptación a diferentes tipos de suelo y de clima, lo que le permite obtener una buena maduración en muchas partes del mundo. En color tiene un rubí intenso, aromas principalmente a pimiento morrón, mentol, eucalipto, grosellas, ciruelas, con barrica toma notas de chocolate y tabaco, mientras que en boca percibimos taninos medio altos, acidez media y alcohol varía dependiendo de la región donde se produce, sin embargo, es muy usada para vinos de alta guarda. Nebbiolo, es una uva italiana, su máxima expresión se encuentra en Piemonte, región ubicada en el noroeste de Italia. Con ella se hace el famoso “Rey del Vino”, conocido como Barolo, uno de los vinos más apreciados en el mundo. En vista tiene una intensidad media baja, de un color rubí con ribete aladrillado, como si hubiese tenido mucho añejamiento, en nariz es principalmente floral y especiado, sin embargo, sus características más evidentes se encuentran en boca, es una de las uvas más tánicas que hay, con acidez y alcohol altos, todo eso en perfecto balance con sus aromas, sin duda una uva potente, ideal para un gran corte de carne.

Hablando ahora de uvas blancas, dos de las más conocidas a nivel mundial son la Chardonnay y la Sauvignon Blanc. Chardonnay originaria de Borgoña, en Francia, es una uva muy elegante, que se da diferente dependiendo de su región. En Borgoña se da con un perfil muy mineral, en ocasiones también con una textura mantequillosa, sobre todo cuando lleva barrica, en otras regiones como California, obtiene un perfil más afrutado y una acidez más baja. La Sauvignon Blanc, algunos le dicen la novia de la Cabernet Sauvignon, ya que tiene aromas similares por ejemplo el pimiento morrón, la diferencia es que en este caso el pimiento morrón es verde y no rojo. Tiene también notas de fruta tropical, y acidez alta. Se encuentra en muchas regiones como Sancerre, Francia, en Nueva Zelanda, México, California y Chile.

Carlos Fernando Minjares Cota
Sommelier en D’Gusto Vino
Instagram: @winemanmx

carlosfminjares@dgustovino.com

Día Internacional del Malbec

¡Felíz día internacional del Malbec! Preparen su vinito, tengan lista su copa y espero disfruten del vino junto con este artículo. En lo personal aprendo más fácil de teoría cuando la estudio con un vino relacionado con el tema ya que puedo ir evaluando el vino y relacionándolo con lo que voy leyendo.

Volviendo al tema, Malbec es una uva de origen francés donde en algunas regiones también es conocida como Côt. Sin embargo, su principal producción se da en Argentina, donde llega en 1852 gracias al agrónomo francés Michel A. Pouget. Se da tan bien en Argentina hasta el punto de convertirse en el país referente de esta gran uva.

Las características típicas del Malbec son muy evidentes. En vista presenta un color intenso y violáceo, con mucha extracción de color (extracción quiere decir que tan manchada deja la copa al pasear el vino por su superficie), esto se debe a la cantidad de antocianos (sustancia en el hollejo de la uva encargada de dar el color al vino al dejar el mosto en contacto con la cascara de la uva) presentes en la uva. Sus aromas típicos son de frutos negros como ciruela negra, pasas, cereza negra, y cuando llega a una muy buena maduración en el viñedo se llegan a sentir notas de mermelada o frutas cocidas. Cuando se añeja en barrica llega a tener notas principalmente de vainilla, café y chocolate. En boca presenta una alta acidez, taninos medio/altos, alcohol medio/alto y gran persistencia. Aclaro que estas son notas generales del Malbec, puede variar un poco dependiendo del clima, suelo, etc de la zona donde se está produciendo, sin embargo, estas características suelen estar siempre.

Gracias a su acidez y nivel de taninos es un vino que parece estar hecho para los cortes grasosos, platillos intensos, quesos duros, recetas con salsa de tomate como ingrediente principal. En general es bastante versátil, podemos incluso disfrutarlo sin algún maridaje en todas sus variedades sea joven, con poca barrica o con mucha barrica.

Carlos Fernando Minjares Cota
Sommelier en D’Gusto Vino
carlosfminjares@dgustovino.com
Instagram: @winemanmx

Antes que nada, recordemos que el vino es para disfrutarse y no para estresarse. Podemos comer la comida que queramos con el vino que queramos, mientras lo disfrutemos. Todo depende del contexto. 

Dicho eso, el maridaje, es el arte de combinar nuestros sentidos, por ejemplo, puede ser visivo con auditivo (un concierto y los efectos visuales de las luces, una exposición de arte con música relacionada con el tema de la exposición, etc.), en fin, se puede jugar con todos los sentidos.

En este caso hablaremos del maridaje entre el sentido olfativo, gustativo y táctil relacionado con la comida y el vino. En contextos formales como cenas maridaje es importante respetar ciertas reglas básicas para lograr un maridaje coherente, aquí les comparto unos tips básicos para lograrlo:

  1. Grasas y taninos, son buenos amigos

Los taninos son una sustancia que se encuentra en el hollejo de la uva y es lo que da la sensación de astringencia en boca. La grasa, en cambio, nos deja una sensación aceitosa. Al juntar estos dos efectos obtenemos un maridaje de complemento, ya que los taninos nos limpian la sensación aceitosa de la grasa, y la grasa reduce la sensación de astringencia de los taninos. Ejemplo clásico: Vino tinto y carnes rojas.

  • Sal y acidez

Otro maridaje de complemento en el que obtenemos el efecto contrario al anterior. La sal nos provoca astringencia en boca. La acidez en el vino nos provoca salivación. Juntamos los dos efectos y notamos que combinan perfectamente. Ejemplo: Vino blanco y mariscos.

  • Maridaje de contraste

Muy divertido, ya que aquí jugamos con polos opuestos, el ejemplo más común es dulce con salado. Son platillos y vinos con características muy contrastantes que al maridarse forman un conjunto y crean una harmonía. Es común, que cuando comemos un queso muy añejado, después de 2 o 3 pedazos el paladar se nos fatiga, y de igual forma cuando tomamos una bebida muy dulce a los pocos tragos cos empalaga. Intenten juntar ambas cosas, un queso fuerte añejado junto con un vino dulce tipo cosecha tardía, se sorprenderán de como ahora el queso y el vino parecen botana de lo fácil y agradable que es comerlo y beberlo junto.

  • Maridaje aromático

Podemos también jugar con los aromas del vino y de la comida que estemos preparando. Por ejemplo, hay vinos con aromas terrosos, a champiñones y frutos muy maduros. Podemos entonces preparar algún platillo con ingredientes basados en esos aromas. Aclaremos, no existe el sabor a “chocolate” o “fresa”. Solo existe el sabor dulce, salado, ácido y amargo. Esa sensación de “vainilla” o “limón” es la combinación de aromas y sabores. Al hacer este tipo de maridaje entonces creamos sensaciones nuevas en boca.

Carlos Fernando Minjares Cota
Sommelier en D’Gusto Vino
carlosfminjares@dgustovino.com
Instagram: @winemanmx

5 Películas Para Aprender de Vino

A veces aprender algo nuevo a través de libros puede ser algo tedioso, sobre todo en estos días, en los que el ver películas y documentales online nunca había sido tan accesible. Las películas muchas veces nos inspiran y nos hacen ver más cosas que cuando leemos un libro sin motivación.

Aquí mi intento entonces de transmitirles mi pasión por el vino a través de películas muy entretenidas que, a mí en lo personal, cada vez que las veo, me inspiran para seguir aprendiendo cada vez más sobre el infinito mundo del vino:

SOMM

Una película/documental que sin duda obtuvo mucho más éxito de lo que se esperaba. Habla del camino de 4 aplicantes a uno de los exámenes más difíciles del mundo: El Master Sommelier. The Court of Master Sommeliers, es una de las escuelas para Sommeliers más prestigiosas a nivel internacional, y lograr pasar los 4 niveles es una de las aspiraciones más grandes que pueda tener un Sommelier, no por nada, desde 1969 hasta el día de hoy, solamente 269 personas han logrado convertirse en Master Sommelier. La aportación más importante de esta película es que logra transmitir todo el esfuerzo, dedicación y estudio que conlleva ser un Sommelier, y lo interesante y grande que es el mundo del vino.

SOMM: Into The Bottle

Despues del éxito de SOMM, siguieron SOMM: Into The Bottle y SOMM 3. Hay que aclarar, no son secuelas de la primera película, abarcan temas diferentes, en estas ya no hablan sobre el camino hacia convertirse Master Sommeliers. SOMM: Into The Bottle, habla del mundo del vino en general y su historia, contada por las personas más influyentes en el mundo del vino. Lo interesante es que lograron explicar las bases del mundo del vino sin entrar en temas técnicos. Sin duda, una excelente opción para darse un primer clavado en el tema del vino y entrar en contexto.

SOMM 3

3 de las personalidades más importantes en la historia del vino se juntan para hablar de como entraron a este mundo. Participan: Jancis Robinson, una de las escritoras sobre vino más reconocidas en el mundo (si se ponen a aprender un poco de vino, sin duda, les tocará leer alguno de sus libros), Fred Dame, considerado uno de los mejores Sommeliers de todos los tiempos, es uno de los promotores de la cultura del vino en Estados Unidos y fuente de inspiración para todos aquellos que queremos llegar a ser Master Sommeliers, y Steven Spurrier, gracias a su cata en 1976, llamada “El Juicio de París”, hoy en día los vinos del Nuevo Mundo son también tomados en cuenta, desmintiendo el mito de que los mejores vinos del mundo se dan solamente en Francia, Italia y España.

Uncorked

Una opción muy muy reciente que no está en forma de documental, habla de las dificultades por las que pasa un joven de pocos recursos para seguir su sueño de convertirse en Master Sommelier. Uno de los obstáculos principales es su padre, quien no está de acuerdo con la decisión de su hijo. Un ejemplo muy inspirador para cualquier persona con cualquier tipo de sueño.

Mondovino

Una de las películas más polémicas sobre el mundo del vino. Aquí enólogos, Sommeliers, comerciantes, escritores y críticos hablan del mundo del vino sin censura. Abarcan temas como la globalización, estandarización de la industria, concentración del poder, la influencia de los críticos y de los mercados masivos como Estados Unidos. Lo más importante de este documental es que nos pone en un contexto general y objetivo de la industria del vino, nos toca a nosotros decidir con que estamos de acuerdo y con que no, pero sin duda, nos abre los ojos y nos ayuda a entender más este mundo.

Carlos Fernando Minjares Cota
Sommelier D’Gusto Vino
carlosfminjares@dgustovino.com
Instagram: @winemanmx

¿Quieren pretexto para tomarse una copita de vino (o dos) al día sin sentirse culpables, e incluso exigirle a su nutriólogo que lo incluya en su dieta? Bueno, aquí les van 5 buenos pretextos para tener siempre una botellita de vino abierta. El vino es una de las bebidas más nobles y honestas que podamos encontrar, ya que su producción es totalmente natural, es jugo de uva fermentado. Gracias a esto tiene varias características muy saludables para nosotros. Aquí les dejo una lista de 5 ventajas saludables sobre tomar vino:

  1. Previene enfermedades cardiovasculares

Los antioxidantes que contiene el vino ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares porque aumentan el nivel de colesterol bueno y provocan un efecto protector en las arterias. Recordemos que la uva es una fruta con características similares a las cerezas, arándanos, etc. (Personalmente prefiero una copita de vino a un vaso de jugo de arándano)

2. Equilibra la presión arterial

Estudios médicos han comprobado que las personas con hipertensión que beben una ligera cantidad de vino tienen un 32% menos de probabilidad de sufrir un infarto al miocardio. Además, ayuda a nivelar los niveles de resveratrol, en otras palabras, contribuye a ponerte de buen humor en un mal día.

3. Ayuda a prevenir infecciones urinarias

Otra vez, gracias a sus propiedades astringentes y antioxidantes, el vino tinto evita que las bacterias se adhieran a tus riñones y vejiga.

4. Reduce el riesgo de cáncer

Según el Centro de Investigación de Cáncer de Fred Hutchinson beber una copa de vino al día disminuye el riesgo de contraer cáncer de próstata en un 50% de los casos. El vino tinto es bueno principalmente para el cáncer de colon, pulmón, próstata y garganta.

5. Aumenta tus endorfinas

Las endorfinas son unas proteínas que provocan la sensación de bienestar y de felicidad, como un antidepresivo natural. Dicen que también el deporte libera endorfinas, podríamos decir entonces que una vida con buenos hábitos y vino en tu dieta es una receta segura para la felicidad.

Carlos Fernando Minjares Cota
Sommelier D’Gusto Vino
carlosfminjares@dgustovino.com
Instagram: @winemanmx

¿Has estado en la situación en la que vas a una tienda de vinos y te sientes tan abrumado por tanta variedad que terminas comprando el mismo vino de siempre?

Es mucho más común de lo que imaginas, todos hemos pasado por eso y provoca que la experiencia completa de disfrutar de una buena botella de vino se convierta en algo difícil y que el vino lo percibamos como una bebida complicada de entender.

A continuación, les comparto unos tips para hacer que esa experiencia sea más sencilla y agradable, todo se trata de delimitar lo más posible la variedad, como si fuera una tienda online con filtros de selección para hacer más específica la búsqueda. Aclaro que son consejos para todos aquellos que van iniciando a descubrir el mundo del vino.

  • Considera tus gustos personales

Generalmente, quienes van iniciando en el tema del vino, prefieren vinos afrutados, ligeros en taninos (poco astringentes y poco amargos), recomiendo entonces, en los tintos enfocarse en uvas con pocos taninos y/o en vinos jóvenes (sin añejamiento en barrica). Los vinos blancos no tienen taninos por lo que no son amargos, sin embargo, pueden llegar a tener una acidez elevada dependiendo de la variedad de uva. Y para quienes han estado batallando mucho para encontrarle el gusto al vino, recomiendo empezar con espumosos, cualquier Prosecco está perfecto para alguien que va iniciando en el mundo del vino. Para saber que uvas son poco tánicas y que uvas no tienen una alta acidez basta googlearlo y aparece una lista de uvas recomendadas.

  • Considera que vas a comer

El vino no es el mismo cuando se toma solo a cuando se marida con algún alimento. En resumen: Grasas van bien con taninos, mariscos van bien con vino blanco, comida picante va bien con Prosecco o espumosos con un bajo nivel de alcohol y sin añejamiento (¿les recuerda la cerveza?). En otro artículo hablaré más a detalle sobre el maridaje, por lo pronto basta con tener en cuenta esto, y si tienen más dudas también se vale googlear algo así como: Vinos para maridar con lasagna.

  • El mejor vino no siempre es el más caro

Eliminen el filtro del precio. Considerando los gustos personales de quienes van iniciando en el tema del vino, el rango de precios de los vinos recomendados para iniciar va entre los 150 y 400 pesos. Esto tiene un motivo: son vinos jóvenes. El vino es una bebida muy noble y honesta, por ello, la gran mayoría de los vinos cumple con su relación calidad/precio. Un vino es caro no tanto por la marca, sino por su proceso de producción. Los vinos de 800, 1000, 1500 pesos o más, cuestan eso porque son vinos con añejamiento, entonces, comprar la barrica tuvo un costo, almacenarlos tuvo otro, y así una serie de factores que aumentan el costo total del vino. Nuestro enfoque al inicio son vinos jóvenes, ya que son más ligeros y amables.

Estos tips funcionan para delimitar la variedad de vinos, en automático se descartan muchas regiones, uvas, rangos de precios y hace que nuestra selección quede en unas cuantas botellas, haciendo todo el proceso más fácil y rápido.

Carlos Fernando Minjares Cota
Sommelier D’Gusto Vino
carlosfminjares@dgustovino.com
Instagram: @winemanmx

El vino es la bebida alcohólica más antigua del mundo. Se han encontrado instrumentos para la producción de vino que resalen a la época de los egipcios, sin embargo, su historia llega aún más lejos.

El vino siempre nos hace viajar, en esta ocasión nos iremos hasta los inicios de la civilización. Imaginémonos en ese contexto, aún no conocemos lo que es la fermentación, ni siquiera sabemos que existe el alcohol, ni tampoco la gastronomía, nos alimentamos solamente con lo que la naturaleza nos ofrece. Encontramos entonces una planta con frutos muy similares a lo que es hoy en día la uva. En ese entonces, como la gran mayoría de los animales, nos basamos principalmente en nuestro olfato para saber si algo es comestible o no. Olemos la fruta y decidimos comerla, tiene un sabor dulce (es el primer sabor que aceptamos como seres humanos al nacer), nos gusta, entonces lo recolectamos y de alguna manera lo transportamos.

Por algún motivo u otro, los frutos se empiezan a aplastar, provocando una fermentación natural (levaduras silvestres + azúcar = alcohol), nos da hambre y nos comemos todo. ¿Qué es lo que sigue? Nos empezamos a sentir diferente, “más cercanos a los dioses”, la verdad es que estamos borrachos, pero no sabemos que eso existe.

Desde entonces el vino siempre se ha relacionado con los dioses, en todas las culturas ha habido dioses del vino, Osiris y Dioniso por nombrar un par. Es por ello por lo que el vino se ha relacionado con la alta sociedad, como “bebida premium” o “muy elegante”.

El vino es una bebida para todos, la variedad es tan grande que es imposible que no exista un vino que no nos conquiste, no importa el precio, ni la región, ni la uva, el mejor vino es el que más disfrutamos, para eso existe, es el perfecto acompañante para cada ocasión, cuando estamos solos, con amigos o en familia, el vino tiene tanta historia como toda nuestra civilización, y desde entonces nos ha acompañado en cada momento de nuestra historia, es la bebida más noble y honesta que podemos encontrar.

Eliminemos esa percepción, no nos dejemos influenciar por marcas, regiones, uvas, probemos sin prejuicios hasta encontrar ese perfil de vino que mas nos gusta, cada vino es un viaje, nos transporta a su tierra, viajemos todos los días hasta encontrar nuestro hogar ideal.

Carlos Fernando Minjares Cota
Sommelier en D’Gusto Vino
carlosfminjares@dgustovino.com
Instagram: @winemanmx

¿Cómo conservar el vino en casa?

Cada vez que abrimos una botella de vino es como abrirle la puerta a un amigo, es una compañía que queremos disfrutar.

Por ello, tener nuestros vinos en las mejores condiciones posibles, y saber cuándo es el momento justo para abrirlos, es indispensable para poder disfrutarlos al máximo.

No necesitamos una cava subterránea, con humedad y temperatura controladas para poder tener nuestros vinos en buenas condiciones; sin embargo, no nos podemos confiar en guardarlos como si fueran cualquier otra bebida.

A continuación, les dejo algunas recomendaciones para guardar su vino, sin miedo a que se eche a perder y estar tranquilos de que se podrá disfrutar sin problema alguno:

  • Guardar el vino en posición horizontal ayuda a que el corcho no se seque creando posibles poros por donde pueda entrar oxigeno y provocar una evolución más rápida del vino. No aplica en vinos de taparrosca ni en vinos espumosos.
  • No usar lugares donde pegue mucho la luz (solar y/o artificial). Esto afecta principalmente en las características olfativas y gustativas del vino, dando aromas como a cebolla, ajo, humedad, mientras que en boca pierde persistencia. Puede empezar a pasar a los 2-3 días de mantener el vino en malas condiciones.
  • Usar un lugar con temperatura lo más estable posible. En caso de ser vinos muy particulares (de guarda de hasta 15-20 años) sí se requiere un cuidado especial, con una temperatura estable entre los 13 y 15 grados y con alta humedad. En caso de vinos que pensamos disfrutar en un lapso breve, es suficiente con mantenerlos a una temperatura máxima de 24 grados.
  • Los brincos de temperatura y las temperaturas elevadas provocan que el vino empiece a evolucionar más rápidamente, y en casos extremos, empiezan a expulsar el corcho debido a la presión que se crea en la botella.
  • En caso de que el vino ya se haya abierto y no nos terminemos la botella, se recomienda volver a tapar con el mismo corcho y guardarlo en el refrigerador. Dependiendo del vino puede llegar a durar hasta 3 ó 4 días sin perder sus propiedades. En caso de los vinos espumosos, se recomienda terminar la botella completa.
  • Es importante también considerar que no todos los vinos mejoran con el tiempo, una regla general es tomar en cuenta factores como la edad del vino, la añada, el tipo de uva y el tiempo de añejamiento.
    Dicho esto, otra norma general es que los vinos jóvenes deben beberse máximo al año siguiente de su cosecha.
    La crianza (6 a 12 meses de barrica) durante los siguientes 5 años, reserva y gran reserva (12 meses o más de barrica) hasta 10 ó 15 años después de su cosecha.

Siguiendo estos consejos pueden estar tranquilos de conservar sus botellas en sus casas y asegurar que cuando las abran disfrutarán del vino sin preocupación alguna.

El autor Carlos Fernando Minjares Cota es Sommelier en D’Gusto Vino.
carlosfminjares@dgustovino.com
Instagram: @Carlosfminjares